Skip to content

Wert consigue “con la soledad del PP” la aprobación definitiva de la reforma educativa

28 Novembre 2013

Logo diario Publico

La Lomce consigue luz verde en el Congreso gracias a la mayoría absoluta de los conservadores y la abstención de UPN. La oposición, que lamenta que el texto se haya “empeorado” durante su tramitación, se declara “insumisa” a la ley

PAULA DÍAZ Madrid 28/11/2013

Solo. Con poco más de una treintena de diputados conservadores escuchando desde la bancada derecha del hemiciclo. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, acudió hoy al Congreso para ver, en directo, la aprobación definitiva de la reforma educativa, de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), de su ley, la ley Wert. Pero, aunque el texto consiguió el apoyo de la mayoría de la Cámara en la votación [182 votos a favor, frente a 143 en contra -de toda la oposición a excepción del diputado socialista por Balears Pablo Martín Peré, que se abstuvo (por error), y la anunciada abstención, también, de UPN], al debate previo no acudieron ni los suyos. Aunque el titular de la cartera del ramo insiste en decir que se siente respaldado por el Gobierno, ni un solo ministro estuvo ahí para apoyarle hasta que llegó la hora de votar. Una prueba de que la ley “no gusta a nadie”, como critica la oposición, que hoy ha intentado hacérselo entender a Wert hasta cantando.

La diputada de Amaiur  Maite Aristegui entonó unos versos en euskera, pero fue interrumpida rápidamente por Celia Villalobos, que sustituyó momentáneamente a Jesús Posada en la presidencia del Congreso. Y es que las performance se han hecho habituales en los debates parlamentarios de esta ley. La última vez que el texto pasó por el Congreso, fue también el diputado de Amaiur Mikel Errekondo quien emuló la “vuelta a las aulas franquistas” sujetando dos libros con los brazos en cruz. 

Al margen de los momentos de ironía, los diputados de la oposición aceptaron el destino de la ley, su aprobación definitiva gracias al rodillo del PP, “con la soledad del PP”, pero no se resignaron sin anunciar más luchas y ratificaron su compromiso de derogarla en cuanto cambie la mayoría parlamentaria.  “No acataremos”, insistieron Joan Tardà (ERC), Martì Barberá (CiU) y Aristegui,entre otros. “Fíjese, que hasta un Gobierno de centro derecha [el de CiU, en Catalunya] ya ha dicho que no se iba a aplicar; imagínese si gobernáramos los republicanos”, le pidió Tardà a Wert, a quien pidió que, como en las aulas de antaño, escribiera mil veces: “No evangelizaré a los alumnos, no castigaré al profesorado”. El diputado catalán incidió en el ataque a la inmersión lingüística previsto en la Lomce y auguró el olvido del ministro: “Igual que enterramos a Aznar, enterraremos su ley y a usted; nadie le recordará”, sentenció.

“Esta ley no nos vale, nos es extraña, supone volver 40 años atrás y va en contra de nuestra soberanía, nuestra identidad y nuestra lengua; es una bomba en el corazón de Euskal Herria”, enunció Aristegui. “No la acataremos”, anunció. Isabel Sánchez Robles, del PNV, también recordó “la poco probable aplicación de la norma”. “El Gobierno vasco la recurrirá ante el Tribunal Constitucional”, adelantó, para pedir al ministro que “vaya adelantando su carta dimisión”, ya que recientemente se comprometió, en una entrevista con ABC, a dejar el cargo si se demuestran principios de inconstitucionalidad en su ley. “Como grupo, también nos declaramos insumisos a su ley”, sentenció también Caridad García, portavoz Izquierda Plural, que insinuó que Wert no era tan “valiente” como dice el presidente, Mariano Rajoy, ya que ayer no acudió al debate sobre su reprobación. Una petición de cese justificada, según Barberà, porque “Wert da una imagen de España de charanga y pandereta”, dijo, haciendo alusión a algunas de las declaraciones más polémicas del ministro. Su reprobación fue rechazada hoy por 179 votos en contra, 136 a favor y seis abstenciones. En esta votación, la anécdota la protagonizó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que pulsó el botón incorrecto y votó para echar a Wert. 

Todos recordaron que se trata de una normativa que nace “sin consenso” y teniendo en frente a toda la comunidad educativa. Además, los grupos de la oposición criticaron el “empeoramiento” que ha sufrido el texto durante su trámite parlamentario. “Estamos mucho peor que al principio; cuando creíamos que era imposible empeorarla, vuelve del Senado atacando aún más la Educación pública, universal y de calidad”, resumió Rosana Pérez, del BNG. “Se aparta de la laicidad que propugna la Constitución, quita competencias a las Comunidades Autonómas y recentraliza, respondiendo a su anunciada intención de ‘españolizar a los alumnos'”, denunció.

Veure article complet

Veure font

No comments yet

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: